camaradeladiversidad

NUESTRA HISTORIA


La Cámara de la Diversidad, anteriormente Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia (CCLGBTCO), fue fundada el 14 de septiembre de 2012, en el marco de la Primera Misión Comercial de Empresarios LGBT+, invitados por la Embajada de Estados Unidos en Colombia, coincidiendo con la entrada en vigencia del TLC ese año.
En un evento realizado en el Hotel Hilton Bogotá, con la presencia de la NGLCC – La Cámara de Comercio LGBT de los Estados Unidos, la Embajada de los Estados Unidos en Colombia y empresas privadas como la Organización AVIATUR, multinacionales como PERNOD RICARD y GOOGLE, así como un importante número de emprendedores, personalidades de la política, el entretenimiento y medios de comunicación; se presentó a la Cámara como una asociación sin fines de lucro, siendo el primer gremio que representa los intereses económicos y comerciales de la comunidad LGBTI en el país.

En 2014, después de dos años de operaciones construyendo una Base de Afiliados de comerciantes y negocios de propiedad o vocación a clientela LGBT+ y proyectos importantes, la CCLGBTCO fue incluida en la Asociación Público Privada firmada entre la NGLCC, USAID, MILLER COORS y WELLS FARGO para ejecutar Fondos Federales que permitieran fortalecer y expandir las iniciativas de las Cámaras de Comercio LGBT en la región hasta el año 2021.

En 2022, en el marco de la celebración de nuestra 1ra década de impacto, nos lanzamos como Cámara de la Diversidad, ampliando el alcance de nuestras soluciones en Diversidad, Equidad e Inclusión a muchos más grupos sociales minoritarios, permitiendo que nuestras acciones de empoderamiento económico lleguen a muchas más personas que lo necesitan.

Durante estos años, la Cámara de la Diversidad se ha consolidado como una institución reconocida, autosostenible y solidaria, dedicada a mejorar la calidad de vida de las personas LGBT en el país en materia de empleo formal en espacios libres de discriminación, apoyo a la formalización de iniciativas de emprendimiento de personas sexualmente diversas; ofreciéndoles espacios de relacionamiento y aprendizaje y apoyando a co-crear y formalizar estrategias de diversidad corporativa a grandes corporaciones y entidades territoriales.

Este movimiento que trasciende las fronteras de Colombia y comienza a abrirse paso en América Latina, seguirá creciendo y brindando más oportunidades de empoderamiento económico hasta que logremos que todos los negocios y entidades sean espacios libres de discriminación.